Charco de La Consolación en El Guincho

Publicada en Publicada en Europa

El norte de Tenerife está plagado de charcos donde darse un baño cuando el calor aprieta sin tener que estar pendiente de la arena, de la gente en general y de los turistas en particular. No es el sitio ideal para estar tumbado 5 horas porque, es verdad que, con las rocas volcánicas, en la mayoría de las ocasiones, los charcos no te ofrecen las comodidades de los núcleos turísticos pero, lo que pierdes por un lado, lo ganas, y con creces, por otro.

EL GUINCHO
Camino de La Coronela

Hoy les propongo un paseo por fincas de plátanos, de las pocas que quedan, al menos de forma abundante, en el norte de Tenerife, concretamente en la Isla Baja. El objetivo es el Charco de la Consolación. Cuando lleguen se darán cuenta que valió la pena caminar hasta allí. Parece mentira que una súper infinity pool esté en este lugar esperándonos, por arte, nunca mejor dicho, de la naturaleza.

EL GUINCHO
Charco de la Consolación

Para llegar hasta allí tenemos que conducir por la carretera TF 42 en dirección a Garachico. Antes de llegar, te encontrarás el barrio de El Guincho. Toma ese desvío, que es la antigua carretera y gira a la derecha por la calle La Coronela que conecta con el camino del mismo nombre.

EL GUINCHO
Casa La Charca

Si te apetece empezar a caminar desde ese punto, puedes buscar un lugar donde aparcar y empezar a merodear la zona. Hasta el charco es un ratito, no más de 1 hora. Un paseo sin dificultad que transcurre por pistas de tierra y entre fincas de plataneras y al que podrás ir con niños pequeños sin problemas.

EL GUINCHO
Palmerales

Justo cuando estás en la calle encontrarás una puerta grande de metal, siempre tiene otra pequeña abierta justo al lado. La reseña será el Hotel El Patio. La atraviesas y comienzas a descender. Ahí ya estarás en la Calle Malpaís.

EL GUINCHO
Puerta de hierro por la que puedes entrar

Muy cerca también está la Casa Rural Malpaís Trece. Y si no me equivoco también unos apartamentos de corte rural, Las Terrazas. Desde luego quien quiera conocer el mundo de la platanera desde muy cerca tiene opciones para hacerlo en esta zona. Y dormirá tranquilo, se lo aseguro.

EL GUINCHO
Fincas de plataneras

A medida que comienzas a bajar por esa vía te encontrarás una vieja casona, la de los Ponte. Muchas de estas propiedades se han convertido en alojamiento de tipo rural ya que están enclavados en zonas de plataneras. Los Ponte fueron los personajes con más solera de Garachico, antiguos banqueros que se asentaron en la zona. Genoveses que hicieron que a todos los que después nacieran en la Villa y Puerto se les llamara “italianos”. Por cierto yo soy también italiana pero solo de nacimiento ( pero esto ya lo contaré en otro momento).

EL GUINCHO
Vistas de lujo: El Roque de Garachico

Justo al lado de esa casa de la que hablábamos antes, te encontrarás una pequeña y recoleta plazoleta donde también se ubica una ermita, la de la Consolación y desde la cual podrás ver el elemento más representativo de Garachico: el Roque. La pequeña iglesia está cerrada al culto y al público, creo que solo la abren una vez al año, el primer domingo de septiembre (con su procesión y todo). Es de 1578 y la han convertido en un panteón privado.

EL GUINCHO
Viejas casonas canarias

Si seguimos adelante nos vamos perdiendo entre las plataneras, a través de los caminos de tierra. Muchos de ellos son privados y otros públicos pero ten en cuenta que el acceso a la costa siempre tiene que estar permitido así que ..busca camino mientras observas los detalles de un cultivo histórico en Canarias. El famoso plátano viene de lugares como este.

EL GUINCHO
Charcha de El Guincho

En fin….seguimos avanzado por estas pistas polvorientas hasta llegar a la costa y ahí encontraremos una serie de innumerables charcos donde el mar, normalmente furioso, rompe sin piedad. Uno de ellos es el de La Consolación. Tiene una profundidad considerable y te puedes dar un chapuzón interesante en los días de calor. La cosa estará del diez siempre y cuando haya entrado y salido el agua antes, ya que, si la mar está en calma, existe el riesgo de que el mar se haya quedado algo estancado y haya mosquitos. La zona estará plagada de pescadores y no hay solarium, advierto.

EL GUINCHO
Vegetación autóctona y también introducida

Ojo si van al charco con mala mar. Dicen los expertos que las olas te pueden sacar y arrastrar. También me han dicho que lo conocen como el Petiadero (no me pregunten por qué). Con esto y un bizcocho, unos 5 kilómetros de paseo y vuelta hacia el coche para buscar un lugar donde comer un pescadito fresco con una copita de vino blanco.

EL GUINCHO-ERMITA CONSOLACIÓN

“…una súper infinity pool esté en este lugar esperándonos…”

Otros rincones...
Subir al Volcán de Arafo es un experiencia estupenda. Puede convertirse en un paseo agradable
Hoy les propongo un rincón desconocido que se encuentra en nuestra isla de Tenerife. Siempre
Se trata de un paseo de muy fácil recorrido. Apenas supera los 10 o a
Enero y Febrero son los meses del almendro en muchos municipios de Canarias. A mí,
Montaña Amarilla es, junto a los helados de hielo con sabor a chocolate, uno de
Es el momento “charco” que más me ha sorprendido durante el verano de 2016. Y
Buenavista del Norte es el municipio en el que se enclava el Macizo de Teno,
Es un rincón enigmático. Una playa natural alejada y poco masificada. Vale la pena ir

4 comentarios en “Charco de La Consolación en El Guincho

  1. Hogar, descanso, calma…es lo que evoca el precioso camino hasta ese rincón!!! No he sido tan afortunada como tú en mi experiencia con la Infinity pool. La primera vez nos equivocamos de camino y aparte el mar amenazaba para que abortásemos la expedición jijiiii…la segunda logramos alcanzar nuestro objetivo pero encontramos la mar baja, aguas estancadas pasto de nubes de mosquitos. Volveré!!! Dicen que a la tercera…todo se logra!!!

    1. Muchas gracias por tu comentario. La de los charcos en Tenerife es una opción que complementa la tradicional oferta de playas turísticas. Muy recomendables para darse un chapuzón. Abrazo

    1. La verdad es que desconozco si dentro del charco hay o no piedras de carburo. No obstante su visita es muy recomendable. Es un paraje bonito, ¿verdad? Gracias por tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *