CARGANDO

Escribe para buscar

De la cumbre a la costa: Cruz del Carmen-Punta del Hidalgo

mipasaporte 18 abril, 2016
Compartir

Anaga es un macizo con un manto verde que está totalmente enredado en senderos y caminos. Cualquiera de ellos puede resultar apetecible para cualquier momento del año. Hoy les propongo un paseo desde la cumbre hasta la costa que, desde mi punto de vista, tiene un atractivo básico y ese no es otro que los diferentes paisajes que puedes disfrutar en las tres partes que conforman el pateo.

ANAGA

La caminata conecta Cruz del Carmen con la Punta del Hidalgo

Se puede ir en coche hasta la Cruz del Carmen pero yo creo que para evitar follones con la vuelta y el parking, la mejor opción es usar el transporte público. Nosotros cogimos la guagua en la estación de La Laguna. En apenas 30 minutos llegas hasta el inicio del sendero. Tienes varias opciones pero nosotros optamos por la línea número 273.

ANAGA

A lo largo del camino hay varios miradores

Te deja justamente en la TF-12 de la Cruz del Carmen. El sendero empieza a la derecha del restaurante Cruz del Carmen. Comienzas el descenso y te adentras en un frondoso bosque de laurisilva que te impide ver el cielo. El camino inicialmente es fácil. Recomendable llevar calzado adecuado porque, es verdad que, en algunos momentos las piedras y el terreno puede estar resbaladizo por las lluvias y el barro. El primer tramo circula en zig zag, con una ligera sensación de estar bajando la escalera de tu casa. Llegas a la pista forestal de La Hiedra en la que te encuentras de nuevo las señales que te indican hacia dónde ir. El rumbo que hay que tomar siempre es Chinamada.

ANAGA

Sí. Es lo que parece. No son Conguitos. Hay cabritas sueltas

Dejamos atrás la pista forestal y seguimos con el descenso bastante pronunciado con lo que, aquellos que tengan palos de trekking, mejor llevarlos.  El propio camino te conduce de nuevo hasta la misma vía pero asfaltada y aquí hay que tener un poco de cuidado porque el sendero, como tal, hay que tomarlo en el patio de unas casas. ¡¡Sí!! en el interior de unas viviendas. Parece que estás llevando a cabo un allanamiento de morada pero no…..el camino va por ahí, por un estrecho senderito.

ANAGA

Todo el camino está muy bien señalizado

Continúas el descenso y llegas a una especie de cruce de caminos. Dejas atrás Las Moradas y optas por Chinamada. Siempre Chinamada... Si te encuentras un corral de cabras vas en buen sentido. Si no lo ves, seguro que lo olerás (jejejeje). Ahí se puede preguntar a los lugareños si se tienen dudas. Son muy amables.  

ANAGA

En la última parte del descenso sufren un poco las rodillas

De nuevo nos metemos en el sendero y de nuevo el bosque se vuelve espeso. De nuevo, ya de lleno en el monte, seguimos un rato más con subidas y bajadas. En este punto, justamente anterior a Chinamada, vale la pena pararse porque hay una vista espectacular de los barrancos y las pequeñas casas al fondo en el barrio de El Batán. Si tenemos suerte de que haya llovido veremos un fascinante panorama de color verde.

ANAGA

En algunos puntos hay escarpados acantilados

De repente comienzas a notar que el paisaje es mucho más árido. La tierra da paso a una especie de piedra caliza y el clima es más templado y más costero. Llegamos a Chinamada, no sin antes pasar por un rincón donde hay una cruz de madera. Ahora nos toca un trocito de carretera asfaltada y un barraquito en el pueblo.

ANAGA

Ahí se ve nuestro objetivo. Llegar a la costa de La Punta

Quien dice un barraquito, dice un vaso de vino y un bocata de queso. Allí, además de restaurantes y cafeterías, también tenemos un mirador espectacular que nos llevará un rato más y del que ya hablé en otro post de mi blog. Es el Mirador de Aguaide  pero yo les recomiendo no perder de vista el objetivo porque de los contrario se pueden sumar demasiadas horas a esta caminata. El Mirador de Aguaide se puede quedar para la próxima ocasión.

ANAGA

La zona es segura y en algunos sitios hay barreras de seguridad

Nos situamos en el escenario de la Plaza de Chinamada, justo donde se encuentra además la Asociación de Vecinos. Justo a la derecha comienza la ruta que nos llevará hasta el destino final que es la Punta del Hidalgo. Subimos unas pequeñas escaleritas de cemento y de nuevo empieza el descenso. Desde este punto hasta abajo son 4,7 kilómetros, para mí los peores porque la bajada es muy pronunciada y las rodillas sufren, las mías, al menos, bastante.

ANAGA

Bajando que es gerundio

A poco de empezar a bajar esta tercera y última parte de la caminata, nos encontraremos un mirador desde el que se ven unas vistas preciosas. Si miras hacia la derecha tendrás los impresionantes acantilados de Anaga y si miras hacia la izquierda está el Barranco del Río que viene desde El Batán. Justo después, la bajada se vuelve ciertamente monótona y algo peligrosa. Tienes que ir muy pendiente de donde poner el pie para no irte al vacío. Roca caliza, apenas hay vegetación y el descenso es muy pronunciado. Paisaje mucho más agreste y seco.

ANAGA

Momento paradita para las fotitos

El pateo es de, aproximadamente, unos 10 kilómetros y se hace en 4 horas (teniendo en cuenta paraditas para tentempié y comiditas varias). La verdad es que es una oportunidad fantástica para disfrutar de la naturaleza, hacer algo de ejercicio y compartir un sendero por un lugar único. Además, en esta ocasión, fui con un grupo muy animado y con el que se pueden hacer este tipo de pateos Km52 Naturegente joven, con ganas de caminar y muy divertidos. Por cierto, la mayoría de las fotos de este post son de ellos. GRACIAS por permitir que se las robara!!!

“…un paseo desde la cumbre hasta la costa que tiene como atractivo básico los diferentes paisajes del todo el trayecto…”

[related_post themes=”flat”]

Tags:
Artículo siguiente

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar