Los filipinos: entre el catolicismo y la fiesta

Publicada en Publicada en Asia

Cada uno se lleva de los viajes su peculiar visión de las cosas. Está claro como el agua. De los lugares, de los rincones, de la forma de vivir, del paisaje. Pero si hay algo que me llama particularmente la atención en aquellos lugares a los que voy es su gente. Me fijo en el colectivo, en los vecinos, en las familias. No se trata de comparar. Se trata de aprender. De quedarme con lo peculiar y destacar aquello que sería deseable imitar.

FILIPINAS
Puesto de frutas y verduras en la calle

En este caso concreto, de los filipinos me traje dos ideas: religiosos hasta la médula y alegres por naturaleza. Son dos de las cosas que destacaría si me preguntaras ahora mismo cómo definiría al pueblo filipino.

FILIPINAS
Antes de subir al avión, mejor rezar

De lo primero te das cuenta nada más pisar tierra. En los aeropuertos tienen imágenes de santos y vírgenes como si fueran iglesias. No debería extrañarme si tenemos en cuenta que estuvieron bajo el yugo eclesiástico de los españoles un porrón de años. Pero la religión, en su caso, no evolucionó con los tiempos, como sí ocurrió en España. Un ejemplo. Hoy mismo he leído que el número de matrimonios por la iglesia en mi país ya es menor que es resto de opciones alternativas como el enlace civil. A lo que vamos.

FILIPINAS
Donde mejor que Filipinas para echarse unas risas

Encontrarás iglesias por todos los rincones. Todas son eminentemente católicas pero otras pertenecen a otra religión que, al menos, en seguidores, está casi a la par que la primera: La Iglesia Ni Cristo. ¿Peculiar?. Desde luego lo es por varias razones. Comparten arquitectura, colores, formas y diseño. Es decir, todos los templos que me encontré a lo largo y ancho del país, ¡¡¡eran iguales!!! ¡¡¡todos!!! . Unos más pequeños, otros más grandes pero con el mismo frontón, la misma ostentosidad, el mismo estilo. Me llamó tanto la atención que entré en uno de ellos a curiosear. Me lo permitieron porque iba “decentemente” vestida. Mi amiga, con pantalón corto, se quedó fuera. Dentro la estructura, de la que luego descubrí era una secta, era totalmente piramidal.

FILIPINAS
Iglesia Ni Cristo

No había imágenes, solo un altar en el que se sentaban personas trajeadas. Y en todas las esquinas del interior había mujeres con vestidos de fiesta, de color azul, muy lujosos. Te das cuenta enseguida que aquello es un rollo sectario. Ojeé, hablé, pregunté y con las mismas, me fui. Al parecer fue fundada en Filipinas en 1914 pero se ha extendido por varios países del mundo y tiene tantos seguidores allí como los propios cristianos. Pero la media económica es, desde luego, muy superior a la del resto de los filipinos. Y se nota con los cochazos que aparcan en el exterior de los recintos acotados. En fin. Secta en toda regla. Si quieren más detalles, busquen y fácilmente encontrarán.

FILIPINAS
Niños de Manila

El resto, catolicismo exacerbado. Misas repletas de fieles, ya sea domingo, miércoles o viernes. A todas las horas del día a las que entré en una iglesia había una verdadera multitud. Son creyentes y se les nota. Cuando pasan por delante de una iglesia, un cementerio o cualquier señal religiosa se persignan hasta 2 y 3 veces. La misa de los domingo no dura 1 hora. El domingo es el día del Señor y los jardines de las iglesias se convierten en auténticos parques gastronómicos donde se comparte comida y rezos a lo largo de toda la jornada.

FILIPINAS
Iglesias abarrotadas de fieles

La Navidad comienza el 1 de septiembre y veneran también a los Reyes Magos. Lo del 1 de septiembre no es una errata. Estuve en octubre y la Navidad estaba servida en la mesa. Con todos sus cositas. Adornos, árboles adornados, villancicos en los taxis, tiendas repletas de luces…..exagerado.

FILIPINAS
Matrimonio filipino amable y adorable

Ese ambiente festivo se traslada a su día a día. Son literalmente escandalosos. Hablan alto, bailan, ríen como si fuera el último día de su vida. Da igual si tu estás tratando de descansar. No conocen el mute en el mando de la televisión. A ellos lo que les va es la alta frecuencia y eso lo notas también en el karaoke del que son verdaderos fans. Incluso la casa más modesta tendrá su aparato de televisión adaptado para cantar versiones y si da hacia la calle, para que todo el vecindario participe en la fiesta, mejor. Y no es que sean los mejores cantantes del mundo porque, con eso de cantar a toda mecha, los gallos salen a borbotones. Pero a ellos eso les da igual.

FILIPINAS
Ese signo tan característico de los filipinos y las fotos

Juegan en la playa, ríen a mandíbula batiente y parecen vivir en un contínuo estado de felicidad. Es la sensación que me traje. Y no me equivoco porque, precisamente la sonrisa es su slogan preferido. En 2014 Filipinas tuvo 4,83 millones de visitantes extranjeros. Están por detrás de la favorita Tailandia, Singapur, Indonesia o Vietnam. Pero aún así, están sacando pecho y poco a poco se abren camino en esto del turismo. Precisamente en 2017 han cambiado su lema. It´s more fun in the Philippines. Y lo explotan a pesar de rincones nada divertidos como Manila.

FILIPINAS
Algunos son un poco “refunfollones”

Los filipinos son muy familiares. Muchos hijos, muchos hermanos y una estructura muy matriarcal en la que, por cierto, no está permitido el divorcio. Los chicos se van de sus casas muy pronto para trabajar. No hay lugar para el sentimentalismo a la hora de buscarse los garbanzos aunque sí que lo hay a la hora de pegarse la soup opera o lo que es lo mismo la telenovela lacrimógena que cuenta historias de amor y desamor pero en plan romántico. Situaciones que trasladan a la vida real con un rollo teatral que me flipó. Los asiáticos son empalagosos en esto del amor.  Tienen lo que viene siendo… los sentimientos a flor de piel. 

FILIPINAS
El transporte público es digno de probar

Visten de aquella manera y la comida es o muy dulce o muy picante o muy sosa. Pero son muy divertidos, bromistas y amables. Te ayudarán siempre que los necesites. 

FILIPINAS
Les encanta una música, una canción, una fiesta

Y si lo que necesitas es vivir allí podrás alquilar una casa con 6 habitaciones, terraza, 3 baños, cocina y comedor, aire acondicionado frente a la Universidad Ateneo de Manila por 1.200 euros. Nada barato eh? Pero no te olvides que tu eres el extranjero, el que paga. Y cada vez, el turista tiene más peso en este país.

FILIPINAS

“…religiosos hasta la médula y alegres por naturaleza…”

Otros rincones...
Es, sin duda, uno de los destinos de moda. Desde hace algunos años Menorca ha
Cierra los ojos y vuela hasta Fuerteventura. Es la isla con mejores playas de toda
Menorca es mucho más que sol, calas y colas de turistas interminable buscando el mejor
Subir al Volcán de Arafo es un experiencia estupenda. Puede convertirse en un paseo agradable
En esta vida rápida que llevamos muchas veces nos olvidamos de dónde vienen las cosas.
Yo no sé ustedes, pero yo soy una mujer a contrarreloj en todos los sentidos.
Cuando empecé con este proyecto cibernético, una mezcla entre cuaderno de bitácora o diario de
A continuación vas a leer lo que hice en la última parte de mi viaje
Otros rincones...
Es, sin duda, uno de los destinos de moda. Desde hace algunos años Menorca ha
Cierra los ojos y vuela hasta Fuerteventura. Es la isla con mejores playas de toda
Menorca es mucho más que sol, calas y colas de turistas interminable buscando el mejor
Subir al Volcán de Arafo es un experiencia estupenda. Puede convertirse en un paseo agradable
En esta vida rápida que llevamos muchas veces nos olvidamos de dónde vienen las cosas.
Yo no sé ustedes, pero yo soy una mujer a contrarreloj en todos los sentidos.
Cuando empecé con este proyecto cibernético, una mezcla entre cuaderno de bitácora o diario de
A continuación vas a leer lo que hice en la última parte de mi viaje

Un comentario en “Los filipinos: entre el catolicismo y la fiesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *