CARGANDO

Escribe para buscar

Viajar con el estómago

mipasaporte 3 febrero, 2019
Compartir

Viajar no solo es una oportunidad para conocer lugares distintos, para abrir la mente y para descubrir rincones interesantes y diferentes. También es el camino para poder probar otros sabores. Es lo que llamo yo viajar con el estómago. Sabores que, quizás, nunca nos habíamos planteado y mezclar ingredientes que pueden suponer toda una explosión de matices para nuestros sentidos para contentar, pues eso, el estómago.

GASTRONOMIA

Mercadillo nocturno indonesio

La gastronomía internacional es tan variada como países puedas visitar y así, a priori, la que me viene a la cabeza es la tailandesa. Mis jugos gástricos comienzan a funcionar nada más recordar esas ensaladas de papaya, o el pad thai en sus innumerables modalidades. Dicen que no se sabe si su origen es de Vietnam o Tailandia pero al margen de este detalle, el sabor es delicioso. Tallarines, verdura, y buen gusto garantizado en una especie de wok, aderezado por el inconfundible maní (cacahuete) tostado y molido. Rico, rico.

GASTRONOMIA

Guindillas picantes en Tailandia

Si prefieres los sabores más conocidos puedes apostar por platos nuevos pero con matices familiares. Es el caso de la comida filipina con un pasado español que lejos de quedar en el olvido, se mantiene vivo sobre la mesa y el mantel. Un ejemplo de esa gastronomía es el adobo, tal y como se hace en España. Es una manera práctica de conservar las carnes, sobre todo la de cerdo. Vinagre, ajo, pimienta y salsa de soja son sus ingredientes básicos.

GASTRONOMIA

Puesto callejero en Filipinas (eso picudo es el apestoso Durian)

Comida asiática para preparar el estómago

También tienes algunas peculiaridades extrañas que no siempre pueden resultar del todo atractivas como es el Balut filipino, un huevo de pato con un embrión dentro y que se come como si fuera un huevo guisado, sin más. Un poco asqueroso para la vista. Lo reconozco.
Por cierto, el mundo es amplio y amplias y variadas también sus costumbres. No se extrañen si en Filipinas, por ejemplo, no les ponen cuchillo porque aunque lo tienen, de forma histórica, apenas lo usan.

GASTRONOMIA

Dulces y pastelitos de Marruecos

Otra de las variedades que tendrás que probar si viajas al archipiélago filipino, es el Sig Sig. Antiguamente era la cabeza del cerdo molida aunque parece que ha ido evolucionado un poco más y ahora se presenta con otro tipo de carnes igualmente grasas.

GASTRONOMIA

Insectos asiáticos

En muchos lugares del sudeste asiático también se usan los insectos como tentempié. Así que no se extrañen si en cualquier mercado les ofrecen grillos, cucarachas fritas y gusanos en bolsitas.
La gastronomía no está completa sin la bebida y una de las más peculiares, en determinadas estaciones del año es el Glühwein, un vino caliente que se toma durante la Navidad en Alemania y otros países de Europa central y del norte. Según la región en la que se haga esta bebida tradicional lleva además de vino, brandy, o vodka. Las especias cambian frecuentemente, pero la mayor parte de las recetas tienen clavo, canela, pasas y almendras.

GASTRONOMIA

Calimansi, bebida a base de lima en Filipinas para refrescar el estómago

Cruzamos el charco

Clásica también la comida cubana. El Congri, es el plato más recurrente. El arroz blanco con frijoles negros, pasarán al pollo y al cerdo (puerco). Y así, prácticamente en bucle porque esa es la base de la gastronomía cubana. Con un poco de suerte encuentras la Ropa Vieja que, por cierto, está riquísima. Entre las curiosidades cubanas es que normalmente, no te ofrecen postre.

GASTRONOMIA

Congri cubano

Nos quedamos en Europa y seguimos estimulando el estómago

Si vas a Italia comerás pasta y pizza en sus múltiples variedades, con su mozzarella derretida y cayendo lenta sobre el plato. Es una apuesta segura en el país donde la comida ocupa un importante lugar dentro de la vida social. Lo mismo ocurre en Francia con sus quesos y su buen vino.

GASTRONOMIA ESTÓMAGOS

Dulces navideños típicos alemanes

Y así podría seguir hablando de gastronomía hasta no parar. Viajar para degustar, para atreverse a probar otros sabores. Para estimular esos jugos gástricos. Para adentrarse en el mundo de diferentes fogones. Tener el gusto a punto para conocer otro país a través de la vista pero también del estómago.

GASTRONOMIA

Tortilla española en sus diferentes modalidades para estimular el estómago nacional

GASTRONOMIA

“…viajar y no comer, no es viajar…”

Tags:
Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar