CARGANDO

Escribe para buscar

Souvenirs: ¿Sí o no?

mipasaporte 7 abril, 2019
Compartir

Cuando me hablan de souvenirs lo primero que me viene a la cabeza es la GITANA. Sí. La gitana con mayúsculas sobre el televisor, tan español, tan racial, tan típico. Dicen que es el recuerdo que más se llevan los turistas que visitan España y da igual dónde vengan, porque siempre se llevarán una gitana como si en todas las comunidades autónomas se vistiera el traje de faralaes. Nada más lejos de la realidad.

souvenirs

Lámpara artesanal tailandesa hecha con cocos

¿Son ustedes de los que compran un souvenir allí donde van, sucumben?. Quizás son de los inteligentes que consideran que no hace falta invertir dinero para llevar un recuerdo a nuestros familiares y amigos. Casi que su figura,  la de los recuerdos, está ligada de forma irremediable a los viajes.

souvenirs

¿Y qué hago con esto, me lo echo al hombro “meneña”? (mejor que esté desenfocado jejejeje)

¿Comprar o no comprar souvenirs?

En muchas ocasiones me he visto recorriendo los pasillos de las tiendas turísticas en busca de algo pequeño, barato y práctico que sirva, al mismo tiempo, de recuerdo. Yo he repetido la escena en muchísimas ocasiones aunque reconozco que con el paso del tiempo y la experiencia, me he vuelto mucho más práctica hasta el punto de poner en entredicho los souvenirs que me llevo y que me traen. Recuerdos que agradeces en el momento pero que a los cinco minutos se convierten en trastos que no sabes dónde esconder porque no son de tu estilo, no tienen utilidad o son, sencillamente, imposibles ( y luego les mostraré algunos de ellos esperando que no se ofenda nadie).

souvenirs

Monedas internacionales aparecen en cualquier rincón de mi casa…

Lo práctico: pequeños souvenirs de cocina

Si lo que deseas es traer un recuerdo lo ideal es que sea práctico. Vamos, que tenga alguna utilidad, que su uso sirva, además, para recordar a esa persona que te lo ha regalado. Abrelatas, vasos, platos, delantales en forma de traje de faralaes. Cajitas de costura, dedales (siempre y cuando te atrevas con la costura). Sacatapas que te  señalen que pasaste por Italia, jarras de cerveza que te trasladen a Berlín. Mi casa está llena de recuerdos cuya presencia me lleva a rincones remotos del mundo.

souvenirs

Lámpara de Turquía

Souvenirs útiles pero de mayor envergadura

En mi espacio también hay muchos recuerdos que no son explícitamente souvenirs pero que forman parte de un estilo, un tanto internacional, en el interiorismo de mi casa. Lámparas. Me las he traído de Turquía, Tailandia, Marruecos, Venecia…..Cojines de Marrakech, abanicos asiáticos, sombreros chinos, palillos indonesios. Creo que un buen recuerdo puede ser algo que no quede en el fondo del cajón y que te pueda evocar ese viaje o ese rincón. Aunque traerlos, en ocasiones, te puede provocar un trastorno. Debes tener en cuenta el peso, el volumen y los posibles problemas que te pongan en el aeropuerto.

souvenirs

Les advertí que lo mío son las lámparas….ésta, de Venecia

La metralla

En la metralla, palabro estupendo, cabe de todo. Los 1.500 llaveros que cuelgan al lado de la puerta de tu casa esperando que te saques la lotería para comprarte un castillo con 600 habitaciones y 600 llaves. Los imanes que cubren, cual lienzo de metal, los lados visibles de tu frigorífico. Imanes que dan la vuelta al mundo y lo recorren entre tus recuerdos y los de los otros. Especias extrañas, olorosas y diferentes que se asientan, durante años, en las repisas de tu cocina. Curcuma, garam masala, curry, canelas con sabor a naranja…….Té verde, negro, rojo, blanco……tés multicolores que se acumulan en las despensas y de los cuales ni te acuerdas.

Mi afición al supermercado extranjero

Infusiones del mundo y cafetales variados que lo mismo te trasladan a Colombia que al supermercado de Nueva York donde todo estaba tan barato. Cremas hidratantes africanas, barras de labios mágicas que te tiñen de rojo los morros, kohl negro para tus ojos, henna para tus manos…..un completo y exótico neceser con el que conseguirás una belleza bereber.  Chicles de todo el mundo que me duran eternidades. En fin. Recuerdos que una se trae en la mochila.

souvenirs

Mi gran afición cuando voy de viaje es ir al supermercado

Souvenirs

La palabra souvenir tiene origen francés. Y significa eso, recordar. Yo creo que muchas veces se nos va la mano, todo nos parece poco para los demás. Cuando a veces, lo más sencillo, es lo más valioso. Unas conchas recogidas en la playa, arena del volcán (que no se me echen encima los ecologistas), unas ramas secas de aquel paraje tan bello. Creo que son recuerdos más importantes que aquellos que nacen en una fábrica sin ningún tipo de emoción. Un dulce típico que puedas compartir con la familia, algo de gastronomía. Mi padre siempre se lleva de regalo algunas semillas de frutas exóticas para que las plante en su huerta. Y cuando salen esos productos investigamos qué platos cocinar con ellos. Recordamos los lugares y países de donde han sido traídas esas semillas y lo que le costó a su hija buscarlas.

souvenirs

Lámpara comprada en el zoco de Marrakech

Creo que ya es hora de ser pensar en esto. Pensar un poco en no gastar el dinero a tontas y locas y reparar en un detalle más personalizado. Una foto especial para alguien especial. Una postal desde el lugar de origen, enviada con cariño aunque llegue 3 meses después. Memoria para recordar cada instante. Ojalá todos esos recuerdos permanecieran en nuestra mente para siempre.

souvenirs

“….es hora de plantearnos si vale la pena o no comprar souvenirs…”

Tags:
Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar