CARGANDO

Escribe para buscar

Turquía: Capadocia y Antalya

mipasaporte 5 agosto, 2015
Compartir

Turquía está a caballo entre Asia y Europa. Ha sido el lugar donde he visto, no el atardecer más espectacular, pero sí el sol más grande, más rojo y más sorprendente. Aunque es verdad que en algunos momentos puede darnos miedo plantearnos un viaje a este lugar, por cuestiones políticas, por ciertos conflictos que nos cuentan en las noticias, a mí me resultó seguro. Depende del momento en el que vayamos a viajar. Solo hay que tener cuidado con los lugares en los que nos movemos. La gente me resultó agradable, con cierto aire desconfiado, enigmática pero respetuosa. La comida, deliciosa. Los desayunos, con tomate y queso feta, los recuerdo con especial agrado. 

TURQUÍA

Atardecer

Las dos principales zonas que he visitado de Turquía son Antalya y la Capadocia. Para viajar hasta allí lo hicimos con Corendon Airlines desde Madrid. Nuestro viaje a Turquía duró 8 días. Fuimos a finales de septiembre y el tiempo ya estaba fresco en algunos momentos. Aconsejo ropa de abrigo siempre. Llegamos a Antalya y  aquí nos quedamos en el Hotel Harrintong Park Resort. Muy buena relación calidad precio. El primer destino, antes de llegar a la Capadocia,  es Konya. El punto de partida es el pequeño pueblo de Ürgüp. Para llegar allí, guagua y muchas curvas a través de la cordillera del Tauro. Konya está considerada desde la época romana como el granero de Asia menor.  Es la ciudad de los derviches danzantes (Mevlana). Para llegar, pasamos por la interminable llanura de Konya, al lado del volcán Hasan Dag, a través del desfiladero de Ihlara por el paisaje estepario hasta Capadocia, el llamado paisaje lunar o  Tierra de los Hermosos Caballos.

TURQUÍA

Capadocia

La Capadocia es un lugar sencillamente mágico. Está ubicada en el corazón de Anatolya. No se bien si sus peculiares paisajes nos trasladan al pasado o al ambiente futurista de una peli de ficción, con unas formaciones rocosas que sorprenden desde el primer momento y te seducen cuando las escudriñas. Un paisaje desértico con numerosas sorpresas. Es fascinante. A mí por lo menos me lo pareció. Es el resultado de erupciones volcánicas que datan de hace más de 3 millones de años y que cubrieron toda la meseta de toba. El viento, la lluvia y la erosión han hecho el resto. 

La mejor manera de visitar la zona es desde las alturas. Impresionante. Un paseo en globo aerostático será algo inolvidable. Desde allá arriba se pueden conocer las chimeneas de las hadas. La sensación que se tiene es la de ser un pájaro. Las ruinas, los pueblos trogloditas, pasear entre las colinas y los valles. Es excitante. Normalmente te ofrecen la posibilidad de reservar uno de estos vuelos el propio hotel en el que te alojas aunque también lo pueden mirar en las numerosas agencias de viaje que existen por la zona. Los precios varían. No es precisamente barato pero desde luego, vale la pena. Unos amigos, que contrataron por su cuenta lo lograron por 95 euros por cabeza aunque nosotras, que lo llevábamos medio cerrado en el paquete, pagamos 150 cada una. Para vivir cómodamente esta experiencia recomiendo ropa de abrigo. Pasamos más frío que un pingüino, si es que los pingüinos pasan frío….Ese día tienes que madrugar entorno a las 5 de la mañana. Lo interesante es disfrutar del momento del amanecer. 
 
TURQUÍA

Capadocia en globo

Cuando llegas a la zona te encuentras en una gran explanada donde poco a poco numerosos globos empiezan a prepararse para la ascensión. Se van llenando de aire caliente. Los hay de todos los colores y tamaños. La verdad es que es todo un espectáculo incluso antes de subir. En algunas de las cestas caben hasta 20 personas. Impresionante. No apto para aquellos que tengan vértigo.
 
Cuando ya está todo listo, empieza el embarque, se sueltan las amarras y se inicia el lento ascenso. Salvo accidentes (que los ha habido y no con buen resultado…) es un paseo tranquilo y relativamente seguro. Casi no percibes el desplazamiento porque el viento sopla suave.  Esta actividad dura aproximadamente una hora y media. Pasas por los cultivos, por los barrancos, por las casas cueva. Normalmente vas anclado a la cesta pero puedes sacar fotos y grabar vídeos con total normalidad. El aterrizaje puede llegar a ser algo brusco pero se compensa luego con un café o una copa de champán.

 

TURQUÍA

Bandera

Göreme fue, con sus cientos de iglesias del cristianismo temprano construidas en la roca volcánica, uno de los objetivos de peregrinación más conocidos del mundo bizantino. Aquí visitamos un enclaves subterráneo donde se retiraban los antiguos habitantes ante el peligro. Una red de tubos excavados en la tierra y que se ocultan en pisos subterráneos. Básicamente es una cueva, con varios habitáculos, pozos, etcétera…es la ciudad subterránea de Saratlı. Al principio da un poco de claustrofobia pero luego se pasa. Además conocimos Uchisar, una fortaleza natural de toba más dura y en la región de Zelve, con un paisaje rocoso fascinante.  Turquía tiene numerosos viñedos. Visitamos bodega de vino de la región (con cata incluida…jejejeje).

TURQUÍA

Göreme

Turquía es un lugar que te ofrece la posibilidad de comprar mucha artesanía. Lamparas con mil cristalitos de colores, alfombras, te, orfebrería y telas de seda.

TURQUÍA

Telares

Una de las cosas que más disfruté fue la noche de los Derviches. Una danza muy visual en la que llegas a relajarte mientras miras embelesada como dan vueltas y vueltas y no se marean, dicen, que incluso hasta llegan a entrar en trance.

 

TURQUÍA

Danza de los Derviches

Volvemos a Konya. En el camino visitamos en el valle de Konya la Kervansaray Selyúcida  un hostal o refugio para caravanas de todo tipo. Este Kervansaray se construyó en el siglo XII en honor al Sultán Alaeddin Keykubat y se considera la mejor conservada de Asia Menor. Sobretodo la fantástica fachada. Seguro que les sorprenderá. 

 

TURQUÍA

Cascadas de Karpuzkaldirna

Regresamos a Antalya, donde se encuentra el aeropuerto y que empieza a convertirse poco a poco en ciudad turística por excelencia. La sensación es que aún les queda mucho por recorrer en materia turística pero quizá ahí radica también su encanto. A las afueras de la ciudad cuentan con unas cascadas muy interesantes, las de Karpuzkaldirna. Caen directamente al mar por un acantilado impresionante. visitamos el puerto y la ciudad. Cerca del muelle está la Mezquita de Iskele construida con gema tallada y apoyada sobre cuatro pilares encima de un manantial natural. Importante también acudir a alguno de los numerosos bazares donde podemos ver cómo trabajan el sector textil y la piel y el cuero.

 

TURQUÍA

Alfombras turcas

En este punto del viaje también tenemos la opción de subirnos a un barco y dar un paseo por río (por 49 euros)  y llegar a Manavgat, el segundo distrito más grande de Antalya. La ciudad cuenta con una importante playa en la que darse un chapuzón y disfrutar de la arena y el sol. Antalya no es tan turística como Estambul pero empieza a convertirse en referente sobre todo en el sur de Turquía. Entre las visitas obligadas, su  minarete acanalado de la mezquita Yivli Minareli, en el centro de la ciudad.

Turquía es mayoritariamente musulmana y no debemos sorprendernos con los rezos a todas las horas incluso al amanecer nos despiertan con sus cánticos.  Las dos mezquitas otomanas más importantes de la ciudad son la Mezquita Murat Pasa del siglo XVI, famosa por su decoración de azulejos y la Mezquita Tekeli Mehmet Pasa.

TURQUÍA

Mochileando siempre

“…no el atardecer más espectacular, pero sí el sol más grande, más rojo y más sorprendente…”

[related_post themes=”flat”]

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar