CARGANDO

Escribe para buscar

Una bebida común: el café en el mundo

mipasaporte 7 enero, 2018
Compartir

Un amanecer sin café no es amanecer. Ese aroma, ese sabor que estimula y que te acompaña casi durante toda la jornada. Yo, al menos es de las cosas que más echo de menos cuando estoy de viaje. Por eso, no se si por los años, o por mi tensión baja, me he vuelto una maniática cafetera. Tanto que incluso he pensado en llevarme una pequeña cafeterita con un bote molido para tener mi dosis necesaria nada más saltar de la cama. Soy una adicta a la cafeína. En aquellos lugares a los que he viajado  he tratado de buscar siempre un lugar donde tomar mi cafecito pero en muchas ocasiones me las he visto y me las he deseado. Pero por lo general, de una forma o de otra, con una modalidad u otra, ahí está, acompañando los desayunos internacionales.

CAFÉ, CAFÉ

Civeta, el animal que expulsa el café más caro del mundo

El café en Asia

En Indonesia, por ejemplo lo he tomado filtrado. Y precisamente ahí es donde he probado el café más caro del mundo… Es el conocido como Kopi Luwac. El luwac o civeta es un mamífero con las patas cortas que abunda en Asia y África y que se sube a los árboles y selecciona para su alimento los mejores granos de café. Pues ese café es el producto de la defecación de ese animal.

CAFÉ, CAFÉ

La bebida que estimula y que no falta en el desayuno

Se lo traga, lo almacena en su estómago y lo que sale después del proceso normal de la digestión (sí: la caca) es este café, que no deja de ser un café normal y corriente.  Esperaba encontrar un sabor peculiar pero al menos yo, no lo noté. Dicen que los jugos gástricos le dan una textura peculiar a este café, con supuesto aroma a chocolate y caramelo.

CAFÉ, CAFÉ

Café indonesio

CAFÉ, CAFÉ

Café en Dinamarca

El café americano

En Nueva York el café se consume por litros. En cada esquina encuentras los típicos puestos de desayuno que te ofrecen la posibilidad de tres tamaños: small, medium o big.  Tan clásico como visitar la Estatua de la Libertad es tomarse un supercafé mientras se “turistea” por las calles de Manhattan. Dicen que los americanos son los segundos consumidores de café en el mundo y no me extraña si tenemos en cuenta las dimensiones de sus recipientes.

CAFÉ, CAFÉ

Café ecológico

Si tenemos en cuenta el origen británico de los americanos nos debería extrañar tanta adicción a la cafeína pero según parece fue por una cuestión de odio o venganza que los americanos hundieron un barco que venía cargado de té y hubo que suplirlo con café. Café en vena diría yo teniendo en cuenta el tamaño XXL. Pero el secreto de no tenerlos “bailando sobre una pata sola” o “al borde de un ataque de nervios” es porque  se elabora con doble ración de agua. Pero es rico. Muy rico. Al menos a mí me gusta mucho.  Cafeína pero sin abusar.

CAFÉ, CAFÉ

Café en Nueva York

Me gusta el americano, que es el que tomo en casa, pero también me trae muchos recuerdos el de toda la vida, el hecho con cafetera italiana de mi madre y de forma muy especial el fuertote de nuestras abuelas. Esas pequeñas tazas de porcelana inglesa en las que apenas cabe un “buchito” de café me siguen estimulando muchísimo.

CAFÉ, CAFÉ

Café frente al zoo de Amsterdam

El café de mi casa

El de mi abuela materna lo recuerdo de manera especial porque, aunque nunca me explicó por qué lo hacía, tenía un regustillo salado. Me confesó una vez que le ponía una piedrita de sal gorda, además de un par de cucharillas de azúcar. Yo no entendía para qué le ponía dulce y salado al mismo tiempo. Y recuerdo que me lo traía a la cama. Creo que en mi mente queda más el cariño que el sabor. 

CAFÉ, CAFÉ

Desayuno un día de curro: barraquito en el Museo de la Naturaleza y el Hombre de Santa Cruz de Tenerife

Barraquitos

Pero si hay un café del que me declaro fan incondicional es de mi BARRAQUITO.  Y digo que es mío porque es la manera típica de preparar el café en mi isla Tenerife. A mí sencillamente me apasiona y no puedo pasar sin al menos uno al día. Siempre digo que si no tomara este café bajaría 3 kilos en un mes, porque lleva leche condensada. Además también lleva leche normal, café, canela, una cascarilla de limón y, si está bautizado, licor que en la mayoría de las ocasiones es Licor 43.

CAFÉ, CAFÉ

Cara de recién levantada: desayuno en Cuba….con café

¡¡¡Uhmmmm!!! ¡me encanta!. Tiene un aspecto peculiar porque queda como un arcoiris con tonalidades tierra. Lo encuentras casi seguro en toda Canarias pero en Tenerife y La Palma es donde más abunda. Mucha gente lo confunde con el café bombón, que lleva solo café y condensada…pero nada que ver. Nuestro barraquito es único e intransferible. Incluso han sacado ahora algunas versiones en colores, como estos en un lugar de Tenerife, llamado La Gintonería.

café

Fotografía del Diario de Avisos

El café en Europa

En Italia, siguiendo con el periplo cafetero, también cayó algún que otro capuccino. Es una de las cunas por excelencia de la cafeína. Es precisamente aquí donde nace el espresso con el grano recién molido y con todo el esplendor de su aroma.

CAFÉ, CAFÉ

Por partida doble

CAFÉ, CAFÉ

Café Hafa, en Tánger

En Turquía el türkkahvesi es la bebida por excelencia pero es tan espeso que casi se puede cortar. Se hace con café de la modalidad arábica y con una cafetera de latón. La cosa es que no lo filtran así que debes tener cuidado porque de lo contrario te tomarás literalmente los posos del café. Siempre tendrás que dejar algo en el fondo. Se sirve en tacitas pequeñas porque es muy intenso.

CAFÉ, CAFÉ

Café Hafa, frente al mar, en Marruecos

CAFÉ, CAFÉ

Cafecito rico en Edimburgo

Y si hablamos, no del café en sí, sino de las cafeterías, tendría para otro post porque he visitado muchas de ellas, famosas por los personajes que allí se tomaron su chute de cafeína o por el espacio en sí. Recuerdo con especial cariño el Novelty de la Plaza Mayor de Salamanca, y el Café Hafa de Tánger. Desde su ubicación, desde las alturas y con todo el mar enfrente, el aroma del café se expande hasta llegar a las costas del sur de España. Un estrecho de Gilbraltar que se avista, lleno de esperanza, desde los bordes de una taza de té….o de café. 

CAFÉ, CAFÉ

“…soy una adicta a la cafeína..”

Tags:
Artículo anterior
Artículo siguiente
Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar