CARGANDO

Escribe para buscar

Calderón Hondo: el mirador de Fuerteventura

mipasaporte 6 octubre, 2019
Compartir

Fuerteventura no es una isla verde pero a pesar de eso te invita a hacer algo de trekking. No todo es playa y sol. Ya se lo contaba en otro post, hace un par de años. Y a pesar de ser una isla seca, marrón y viejita…..también es volcánica y cuenta con sus pequeños montículos. El volcán Calderón Hondo está en el municipio de La Oliva en Fuerteventura. Es uno de los miradores más elevados de esta isla canaria, la más occidental del archipiélago y la más cercana.

CALDERÓN HONDO

Una buena señalización en el inicio del camino

Si te apetece llegar hasta su cráter solo tienes que estar atento a estas recomendaciones. Tienes que llegar hasta Lajares y justo en la rotonda donde se encuentra el Campo de Fútbol municipal, conduces hacia arriba y dejas el coche justo en un apartadero donde hay un cartel que señaliza el inicio del sendero.

CALDERÓN HONDO

Una espiral hecha con piedras…

¿Cómo llegar hasta la parte alta de la montaña?

Tienes varias opciones. Una de ellas es de 3 kilómetros y otra la de 5 kilómetros. Elegimos la de 3 para subir y bajar.

CALDERÓN HONDO

Un camino hecho de piedras

Antes de comenzar a subir les cuento un poquito de este volcán majorero. O al menos de lo que he podido recabar por ahí…..su altura no es excesiva, aún así, necesitas un calzado cómodo para poder subir. Mide unos 278 metros de alto si tenemos en cuenta el borde del cráter. Este último mide unos 70 metros de profundidad, así que…no se caigan dentro. Podría ser fácil perder el equilibrio. Es un volcán con más de 50 mil años de historia.

CALDERÓN HONDO

Calderón Hondo, un pateo recomendable

Señalización

Comienzas a subir por un camino señalizado. Llega un momento, cuando empiezas a rodear la primera montaña, la de Las  Coloradas, en la que te encuentras una bifurcación sin señalizar. Optamos por la que, a priori, parecía más difícil, la de la derecha. Luego seguimos hacia arriba, montaña arriba siempre. Lo fácil sería llegar hasta la base de la montaña en la que alguien ha ido montando su propia “espiral” (atentado contra la naturaleza-dicen-), pero si quieres descubrir el cráter tienes que subir …casi escalar ….hasta llegar a la cima. Verás marcados lo que parecen senderos improvisados.

CALDERÓN HONDO

Una ardillita en el volcán

Llega un momento en el que, tras reptar y dejarte las uñas, llegas al top y de repente, lo descubres: el cráter. Imponente.

CALDERÓN HONDO

Piedras volcánicas

Cuando crees que has concluido te percatas de que la cosa no acaba, que está solo en su ecuador y que, no solo tienes que iniciar el descenso, sino también rodear el cráter hasta llegar a una zona donde se ha instalado un mirador con una barandilla y unos prismáticos. Justo a espaldas de ese punto se encuentra el Malpaís de Bayuyo.

CALDERÓN HONDO

Mirador hacia el cráter

En la zona del cráter te recibirán ardillas y cuervos negros, poco más. Vegetación escasa. Me llamó la atención el cosco, una especie de arbusto con florecillas rojas.

A medida que vas subiendo les recomiendo no perderse las vistas. Al norte verán Corralejo, las Dunas, con sus montañas de arena vista desde las alturas y también parte del Cotillo. A lo lejos, también vemos la costa de Lanzarote e incluso sus casas y sus arenales.

CALDERÓN HONDO

Piedras verdes y medio oxidadas

Y todo lo que se sube, luego hay que bajarlo

Cuando empiezas el descenso lo harás por un camino de piedras perfectamente construido. No te salgas del “camino de baldosas amarillas”, dirían en El Mago de OZ. Se trata de un paseo relativamente cómodo, agradable, y para que se hagan una ligera idea de lo que se van a encontrar aquí les dejo este vídeo.

La sensación que tuve cuando llegué arriba, a la cima del Calderón, fue extraña. Estaba completamente sola hasta que apareció una ardilla. Me senté, grabé un vídeo, saqué unas fotos y respiré.

CALDERÓN HONDO

“…y de repente, lo descubres: el cráter…”

Tags:
Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar