CARGANDO

Escribe para buscar

Charco de La Consolación en El Guincho

mipasaporte 4 junio, 2017
Compartir

El norte de Tenerife está plagado de charcos donde darse un baño cuando el calor aprieta sin tener que estar pendiente de la arena, de la gente en general y de los turistas en particular. No es el sitio ideal para estar tumbado 5 horas porque, es verdad que, con las rocas volcánicas, en la mayoría de las ocasiones, los charcos no te ofrecen las comodidades de los núcleos turísticos pero, lo que pierdes por un lado, lo ganas, y con creces, por otro.

EL GUINCHO

Camino de La Coronela

Hoy les propongo un paseo por fincas de plátanos, de las pocas que quedan, al menos de forma abundante, en el norte de Tenerife, concretamente en la Isla Baja. El objetivo es el Charco de la Consolación. Cuando lleguen se darán cuenta que valió la pena caminar hasta allí. Parece mentira que una súper infinity pool esté en este lugar esperándonos, por arte, nunca mejor dicho, de la naturaleza.

EL GUINCHO

Charco de la Consolación

Para llegar hasta allí tenemos que conducir por la carretera TF 42 en dirección a Garachico. Antes de llegar, te encontrarás el barrio de El Guincho. Toma ese desvío, que es la antigua carretera y gira a la derecha por la calle La Coronela que conecta con el camino del mismo nombre.

EL GUINCHO

Casa La Charca

Si te apetece empezar a caminar desde ese punto, puedes buscar un lugar donde aparcar y empezar a merodear la zona. Hasta el charco es un ratito, no más de 1 hora. Un paseo sin dificultad que transcurre por pistas de tierra y entre fincas de plataneras y al que podrás ir con niños pequeños sin problemas.

EL GUINCHO

Palmerales

Justo cuando estás en la calle encontrarás una puerta grande de metal, siempre tiene otra pequeña abierta justo al lado. La reseña será el Hotel El Patio. La atraviesas y comienzas a descender. Ahí ya estarás en la Calle Malpaís.

EL GUINCHO

Puerta de hierro por la que puedes entrar

Muy cerca también está la Casa Rural Malpaís Trece. Y si no me equivoco también unos apartamentos de corte rural, Las Terrazas. Desde luego quien quiera conocer el mundo de la platanera desde muy cerca tiene opciones para hacerlo en esta zona. Y dormirá tranquilo, se lo aseguro.

EL GUINCHO

Fincas de plataneras

A medida que comienzas a bajar por esa vía te encontrarás una vieja casona, la de los Ponte. Muchas de estas propiedades se han convertido en alojamiento de tipo rural ya que están enclavados en zonas de plataneras. Los Ponte fueron los personajes con más solera de Garachico, antiguos banqueros que se asentaron en la zona. Genoveses que hicieron que a todos los que después nacieran en la Villa y Puerto se les llamara “italianos”. Por cierto yo soy también italiana pero solo de nacimiento ( pero esto ya lo contaré en otro momento).

EL GUINCHO

Vistas de lujo: El Roque de Garachico

Justo al lado de esa casa de la que hablábamos antes, te encontrarás una pequeña y recoleta plazoleta donde también se ubica una ermita, la de la Consolación y desde la cual podrás ver el elemento más representativo de Garachico: el Roque. La pequeña iglesia está cerrada al culto y al público, creo que solo la abren una vez al año, el primer domingo de septiembre (con su procesión y todo). Es de 1578 y la han convertido en un panteón privado.

EL GUINCHO

Viejas casonas canarias

Si seguimos adelante nos vamos perdiendo entre las plataneras, a través de los caminos de tierra. Muchos de ellos son privados y otros públicos pero ten en cuenta que el acceso a la costa siempre tiene que estar permitido así que ..busca camino mientras observas los detalles de un cultivo histórico en Canarias. El famoso plátano viene de lugares como este.

EL GUINCHO

Charcha de El Guincho

En fin….seguimos avanzado por estas pistas polvorientas hasta llegar a la costa y ahí encontraremos una serie de innumerables charcos donde el mar, normalmente furioso, rompe sin piedad. Uno de ellos es el de La Consolación. Tiene una profundidad considerable y te puedes dar un chapuzón interesante en los días de calor. La cosa estará del diez siempre y cuando haya entrado y salido el agua antes, ya que, si la mar está en calma, existe el riesgo de que el mar se haya quedado algo estancado y haya mosquitos. La zona estará plagada de pescadores y no hay solarium, advierto.

EL GUINCHO

Vegetación autóctona y también introducida

Ojo si van al charco con mala mar. Dicen los expertos que las olas te pueden sacar y arrastrar. También me han dicho que lo conocen como el Petiadero (no me pregunten por qué). Con esto y un bizcocho, unos 5 kilómetros de paseo y vuelta hacia el coche para buscar un lugar donde comer un pescadito fresco con una copita de vino blanco.

EL GUINCHO-ERMITA CONSOLACIÓN

“…una súper infinity pool esté en este lugar esperándonos…”

Tags:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar