CARGANDO

Escribe para buscar

Pico Viejo y las Narices del Teide

mipasaporte 19 junio, 2016
Compartir

Es un sendero no apto para aficionados. Lo digo así, desde el principio porque por mucho que deseemos hacerlo, de nada nos vale si no lo disfrutamos. Pico Viejo es la segunda cima más alta de Canarias con 3.135 metros de altitud. Es el hermanito mayor del Teide (aunque es el más chico en tamaño) y entre sus mayores alicientes se encuentra su cráter, con 800 metros de diámetro y una belleza espectacular. Nosotros, para esta caminata, hicimos una combinación de tres senderos habilitados, el número 28, el 9 y el descenso lo llevamos a cabo por el 23.

PICO VIEJO-TEIDE

Lo ideal es comenzar el ascenso muy temprano

Dónde empezar

El principio de la ruta comienza en la carretera que va de Boca-Tauce a Chío. Justo en esa carretera, secundaria y con un asfalto muy deficiente, a mano izquierda comienza el sendero. Lo veremos clarito entre impresionantes coladas de lava. Se trata de un camino que transcurre por una pista de tierra.

PICO VIEJO-TEIDE

Los senderos están muy bien señalizados

Durante al menos una hora el trayecto irá relativamente cómodo hasta que empieza el ascenso y la cosa se complica… sin piedad. La altitud empezará a resentir tus pulmones y es entonces cuando comienzas a sentir la falta de oxígeno. Nosotros, al menos yo, tuvimos que ir parando a cada rato para tomar algo de agua, reponer fuerzas y adaptar el cuerpo a la altitud.

PICO VIEJO-TEIDE

Caminos ideales para hacerlos solo o acompañados

Desde luego, después de Pico Viejo se me quitaron, un poquito….solo un poquito, las ganas de subir muchas más montañas, a pesar de que es una gozada de paisaje. Todo hay que decirlo.

PICO VIEJO-TEIDE

Cráter de Pico Viejo

A pesar de todo, para arriba vamos

El sendero 28 empieza en el Valle Chafarí. Ahí la cosa, ya les dije antes, es sencilla. Simplemente seguimos el sendero hasta encontrarnos una bifurcación en la que nosotros tendremos que optar por la izquierda. Y seguimos subiendo. Si lo hacemos correctamente, por la zona habilitada, llegará un momento en el que nos cruzaremos con el sendero número 9. Pero justo antes tendremos una lucha titánica con la gravedad. Sí, lo que oyen, todo se va para abajo…como la manzana de Newton. Dos pasos palante, dos pasos patrás. Aún así, te encontrarás un primer cráter pero….tranquilos chicos…lo duro no ha llegado aún. Esas son las Narices del Teide.

PICO VIEJO-TEIDE

Paisajes de ensueño en medio de un gran esfuerzo

 

El tramo más difícil

Para mí este tramo de picón negro fue mortal. Cada 4 pasos, 3 retrocedía porque se me resbalaban los pies con la arenilla y con el lapilli. La zahorra me las hizo pasar canutas. Si unes esto a la altitud, ambas cosas se pueden aliar de forma jodelona para que te canses el doble. Gracias a los palos de trekking, al ánimo que me brindaron mis compañeros de  Km52 Nature y a las ganas que le puse, pues llegué, como era previsible, pero asfixiadita. Dicen que es peor este ascenso que el del Teide. Yo también lo creo.

PICO VIEJO-TEIDE

Con el súper-equipo de KM52 Nature

Cuando superas este tramo y llegas a la cumbre, se te olvida todo. Te sentarás y disfrutarás de un paisaje espectacular del Llano de Ucanca. Arriba también verás el cráter de Pico Viejo al que está prohibido descender porque te expones a una multa. Con un poco de suerte, como fue nuestro caso, te encontrarás un poquito de nieve, a pesar de ser mayo. Allí, si retiras un poco las piedras volcánicas, que no son precisamente cómodas, te podrás incluso echar una siesta, tomarte un bocadillo, y lo que te apetezca, dentro de un orden, claro está.

PICO VIEJO-TEIDE

Este es el trayecto que hicimos

Descenso

Una vez decides iniciar el descenso, después de un merecido descanso, tienes varias alternativas. Nosotros optamos por el sendero número 23. Parece difícil pero a mí me pareció pan comido si lo comparo con el condenado tramo de subida que me hizo acordarme de todo el santoral. Este sendero te llevará hasta los Roques de García, justo en la carretera que va hacia el Parador. Pasaremos por los Regatones Negros (o los huevos del Teide-bombas volcánicas de dimensiones considerables-), un buen lugar para pararse a tomar algo.

PICO VIEJO-TEIDE

Es un paisaje irregular, agreste, montañoso

Lo mejor de este camino es la impresionante imagen de lo que se conoce como Catedral. Es el conjunto de roques que se alzan en medio de la nada, sobre coladas mágicas de lava volcánica, que parecen puestas allí por un ser sobrenatural, a modo de bloques o cilindros.. Cuando era pequeña este tipo de lava, que veía en los documentales, me recordaban a los plátanos fritos. Hoy sigo pensando lo mismo. Plátanos fritos para el arroz a la cubana. En fin. Una gozada verlo, disfrutarlo. En medio, como un poco de suerte verás retamas, tajinastes y la tan deseada y escondidiza violeta del Teide.

PICO VIEJO-TEIDE

Oh!!! Una violeta del Teide!!!!

El terreno es bastante irregular por lo que, a pesar de algunas locuras puntuales de algunos que suben y bajan en cholas, y que no dejan de tener un encanto especial-todo hay que decirlo-, lo recomendable es un calzado adaptado para montaña, ropa de abrigo y mucho protector solar. Yo sufrí una quemadura en mis labios que me duró dos semanas.

PICO VIEJO-TEIDE

“…después de Pico Viejo se me quitaron, un poquito las ganas de subir muchas más montañas…”

Tags:
Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar