Eco-Hotel: las tres R en un alojamiento

Publicada en Publicada en Asia, Cajón de sastre

Reducir, reciclar y reutilizar. Es la base de la regla conocida por las tres erres necesarias para el cuidado del medioambiente. Lo podemos aplicar a nuestra vida en general, siempre y cuando tengas un buen sistema de contenedores de separación de residuos y también se puede aplicar en nuestras vacaciones. En Filipinas me encontré varios hoteles con estas características y la verdad, no deja de sorprenderme sobre todo en un país como este enclavado en el sudeste asiático.

ECO-HOTEL ALONA
Toda la decoración tiene como base la madera

El Eco-Hotel Alona está en la playa del mismo nombre, en la isla de Panglao (Bohol). Tiene muy pocas habitaciones pero todas ellas tienen un mismo estilo. Nada más llegar a las instalaciones te das cuenta de que estás ante un establecimiento respetuoso con el medio. En su recepción, al aire libre, hay plantas medicinales que crecen en botellas de plástico. Sus lámparas han sido realizadas con cubiertos de plástico y sus jarrones son también de plástico reciclado.

ECO-HOTEL ALONA
Habitaciones amplias y cómodas

Toda la decoración del Eco-Hotel tiene como base la madera, lo mismo que el suelo. En octubre de 2013 esta zona sufrió un gran terremoto con 7,9 grados en la escala de Richter. Cientos de personas perdieron la vida y la provincia de Bohol se vió seriamente afectada. Dicen que fue el más cruento en 23 años y más de 73 mil estructuras resultaron dañadas.

ECO-HOTEL ALONA
Lavabos de madera

Justo tres semanas después y para terminar con lo poco que quedaba en pie, llegó un tifón, el Haiyán (también conocido como supertifón Yolanda). Bosques enteros se vinieron abajos, miles de árboles terminaron en el suelo, toneladas de madera inservible quedaron sin vida. De ahí y de la capacidad de resiliencia de Bohol nacen los principios de este Eco-Hotel. Toda ese material se recopiló con la idea de darle una segunda vida en estas instalaciones. Así mismo, y como símbolo principal, una acacia centenaria se mantuvo en pie. Bajo sus ramas se elevó este alojamiento.

ECO-HOTEL ALONA
Una centenaria acacia da sombra al hotel

La decoración, como decía antes, es fruto del reciclaje. Las lámparas del dormitorio y del cuarto de baño son botellas de cristal, los colgadores para las toallas o para el papel higiénico son ramas, colocadas adecuadamente para cumplir su función. Lavabos de madera y carteles informativos, completan un estilo que marca la diferencia con el resto de establecimientos.

ECO-HOTEL ALONA
Puertas con materiales reciclados

No es lo más barato que te encontrarás en Filipinas pero sin duda es una oportunidad para descansar en una muy buena cama. 1200 pesos por noche pagamos en una habitación para dos. Esta es una de sus ventajas pero tiene otras cosas positivas. Te permiten pagar con tarjeta de crédito, está muy limpio y cuenta con un pequeño frigorífico.

ECO-HOTEL ALONA
Reutilizar y reciclar

Aire acondicionado y ventilador, cocina, y televisión plasma. Equipado con toallas y amenities. No esperes, eso sí, agua caliente. En prácticamente todos los alojamientos de Filipinas apenas la encontrarás. La verdad es que con las altas temperaturas tampoco la echas de menos y en este caso concreto dependerá de lo que puedan calentar las placas solares.

ECO-HOTEL ALONA
Lámparas de cristal con botellas

El personal es muy amable a pesar de su juventud. ¡¡Parecen menores de edad!! Aunque los filipinos en general aparentan menos años de los que poseen. Está ubicado como a 45 minutos en coche del aeropuerto de Tagbilarán y a un paseo corto de la Alona Beach y de la zona de locales de restauración. 

ECO-HOTEL ALONA
Las habitaciones están muy completas incluso con cocina

En definitiva es un hotel cómodo y creativo. Justo durante nuestra estancia, en octubre, ya estaban preparando el árbol de Navidad y lo hacían reciclando botellas de plástico. La verdad es que los principios con los que gestionan el hotel me parecen muy acertados e interesantes. Lo recomiendo.

ECO-HOTEL ALONA

“…ese material se recopiló con la idea de darle una segunda vida…”

Otros rincones...
En esta vida rápida que llevamos muchas veces nos olvidamos de dónde vienen las cosas.
Subir al Volcán de Arafo es un experiencia estupenda. Puede convertirse en un paseo agradable
Hoy les propongo un rincón desconocido que se encuentra en nuestra isla de Tenerife. Siempre
Se trata de un paseo de muy fácil recorrido. Apenas supera los 10 o a
Enero y Febrero son los meses del almendro en muchos municipios de Canarias. A mí,
Montaña Amarilla es, junto a los helados de hielo con sabor a chocolate, uno de
Es el momento “charco” que más me ha sorprendido durante el verano de 2016. Y
Otros rincones...
En esta vida rápida que llevamos muchas veces nos olvidamos de dónde vienen las cosas.
Subir al Volcán de Arafo es un experiencia estupenda. Puede convertirse en un paseo agradable
Hoy les propongo un rincón desconocido que se encuentra en nuestra isla de Tenerife. Siempre
Se trata de un paseo de muy fácil recorrido. Apenas supera los 10 o a
Enero y Febrero son los meses del almendro en muchos municipios de Canarias. A mí,
Montaña Amarilla es, junto a los helados de hielo con sabor a chocolate, uno de
Es el momento “charco” que más me ha sorprendido durante el verano de 2016. Y

Un comentario en “Eco-Hotel: las tres R en un alojamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *