CARGANDO

Escribe para buscar

El Apio… es lo que da sabor al potaje

mipasaporte 9 octubre, 2016
Compartir

Es el momento “charco” que más me ha sorprendido durante el verano de 2016. Y la sorpresa viene por varios motivos. El primero de ellos es el haber encontrado una playa de arena blanca en pleno norte de la isla de Tenerife, una isla donde las únicas zonas de costa con este tipo de arena están en la parte sur o, en el peor (mejor) de los casos, son artificiales. El segundo motivo por el que me ha sorprendido es el relax que suscita la  zona, lo solitaria que es, un verdadero paraíso en medio de la nada y desde luego, más cerca del área metropolitana de lo que parece.

EL APIO-VALLE GUERRA

En la zona hay mucho oleaje pero también charcos apetecibles

Relajante, natural y sobre todo, y lo que es más importante, prácticamente desconocida. Son las cualidades de este rincón de Tenerife. Cualidades que destacan quienes lo conocen y cualidades que quieren mantener alejadas de las masas, a toda costa. Al margen de curiosos y curiosones.  

EL APIO-VALLE GUERRA

Otra pista. Con su calle y todo. No digo más

Aunque quisiera, no puedo dar muchos detalles de la ubicación exacta y no porque no desee compartir con ustedes la dirección (nada más lejos de la realidad). Es que que no me atrevo a dar  detalles del lugar con exactitud por varios motivos. Llegar hasta el sitio es posible al menos por tres vías. Dos de ellas son públicas y una tercera, por donde entré yo, privada.

EL APIO-VALLE GUERRA

En el agua me encontré varios ejemplares de esta especie de molusco

Les mentiría si les explicara al detalle alguna de las dos vías posibles porque yo, en realidad, no conozco ninguno de los dos caminos. Y el tercero, el prohibido, ósea, el privado…pues a la vista está, que mejor no recomendarlo (de ahí el título de este post: “El Apio…es lo que da sabor al potaje” pa despistar y tal….jejejeje). Yo me aventuré a entrar y, como era previsible, me quedé literalmente atrapada en el interior de una finca de plátanos. Cuando decidí retroceder al coche, que había dejado más arriba me encontré con la cancela cerrada. El responsable de la citada finca, un señor orotavense, muy amable, amante de la buena costa y que se mueve en motocicleta, me abrió la puerta y pude salir (en caso contrario les hubiera contado un cuento o aún estaría allí esperando). No sería por la cantidad de carteles que me encontré prohibiendo el paso…pero el momento Indiana me pudo y me puede. Me satisface y me motivan los retos, jejeje, cual si fuera Dora la Exploradora.

FINCA EL APIO

Charcos con algas verdes

Lo reconozco. Muchos de los que siguen este blog me han sugerido que me dedique a ver los reportajes del Discovery Channel y que no desvele la ubicación de estos lugares tan emblemáticos de nuestra isla maravillosa. No solo sigo el Discovery sino también el Canal Viajar y el Canal Cocina (con el que, por cierto, engordo solo con verlo…). Lo de viajar, ya me gustaría a mí un poquito más. La cuestión es que, si yo llegué a este lugar fue porque alguien me mostró el camino. Es lógico que queramos guardarnos los paraísos para nosotros mismos, pero no hay nada de malo en saber compartirlo con los demás. El peligro no está en que se conozca. La cuestión es cuidarlo.

EL APIO-VALLE GUERRA

La arena dorada y la piedra volcánica se funde en una combinación perfecta

El caso es que el lugar en sí, al margen de las entradas y salidas, de lo prohibido y lo permitido, de lo que se desvele o se deje de desvelar, es maravilloso. Arena blanca y roca negra volcánica. Ambas forman innumerables charcos de agua cristalina y limpia que dan un respiro y te invitan al baño después de la  caminata. 

EL APIO-VALLE GUERRA

Hay alguna construcción ilegal y creo que mucha “vista gorda” con el improvisado camping

La playa está enclavada en el norte de Tenerife, en concreto pertenece al término municipal de La Laguna y se ubica en algún sitio no definido y ubicado. Se puede también acceder por mar. Otra referencia, y casi la más acertada, es que la finca por la que accedí pertenece a un conocido empresario gomero y que es la que da el nombre a esta playa de arena dorada.

EL APIO-VALLE GUERRA

Se puede llegar por tres caminos distintos, no olviden buen calzado

He leído en algún lugar que, a pesar de los escondido de este punto, Costas (o sea el Estado) ya puso sus ojos en esta playa porque había varias construcciones de pescadores que estaban afectadas por la ley de derribo de inmuebles ilegales y que, supuestamente, tenían que ser destruidas. Al menos una de ellas sigue en pie, lo mismo que varias casas que se elevan en el frente de playa y que, ya me gustaría a mí poder disfrutar algún que otro fin de semana. Un lujo…pero lujo de verdad.

EL APIO-VALLE GUERRA

Charcos cristalinos y un silencio relajante…

La ladera de este enclave natural, es conocida también por la gran cantidad de yacimientos arqueológicos que se han hallado a lo largo de los años.  Me queda pendiente, además, la visita a la Cueva de El Calabazo (dicen que está cerca). Siempre, ya lo saben, hay que dejar algo para volver.

La salida más acertada, y permitida, de la zona es el ascenso por un camino conocido como los “cien escalones” …..imaginen por qué….

EL APIO-VALLE GUERRA

“…relajante, natural y sobre todo, y lo que es más importante,  desconocida…”

[related_post themes=”flat”]

Tags:
Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar