CARGANDO

Escribe para buscar

Compartir

Si les hablo de Juan Centellas seguro que ni les suena pero si escribo Furia de Titanes…….Me gustó. Me gustó mucho ir, verlo y disfrutarlo. Desde luego no creo que sea el sitio ideal para pasar todo el día remojando las canillas en un charco porque, a mí, como que la arena de la playa me mola mucho más pero, incluso así, vale la pena. 

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Florecillas silvestres

Juan Centellas

Hablamos de la Punta de Juan Centellas, aunque mi padre, que es un culo inquieto por naturaleza, dice que él lo conoce simplemente por Centellas. También lo llaman El Campanario. Se trata de una punta de la costa norte de Tenerife.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Al final del camino de asfalto te encuentras esto…

Está en el municipio de Icod de los Vinos y, a pesar de ser mi pueblo, no conocía el lugar. La culpa de esta visita la tiene Leo Santisteban que, últimamente, se me ha revelado como un intrépido aventurero cuyo objetivo es degustar la vida en los rincones más recónditos que tiene la isla. Técnicamente se encuentra entre el barrio de Buen Paso y El Empalme (La Mancha). Esa carretera recta que une estos dos puntos, en la que hay restaurantes, naves comerciales, una discoteca, y otras cosas, esa es la referencia y ese es el punto de partida.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Camino de La Punta que da acceso al sendero

Cómo ir a Juan Centellas

Localizamos el camino La Punta que va hacia el mar y que se ubica justo al lado de una carpintería y un taller de mecánica. Pueden ir con el coche hasta el final del camino, no llega a 10 minutos. Allí podrán dejarlo aparcado en una especie de pequeña rotonda de paredes de piedra y con un gran chalet de unos alemanes (por si les escuchan hablar-jejeje). Las referencias las pueden ver en la foto. Caminan unos metros  y justo llegan a un acantilado escarpado donde, me han dicho, se ven muy buenos atardeceres.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Aquí podrán dejar los coches

Justo a la izquierda, mirando hacia el mar, comienza un pequeño sendero. A priori les digo que es peligroso. No llevaría nunca a menores o muy mayores porque, a pesar de que se puede caminar, no es un sendero homologado. Nada que ver. Hay tramos en los que el terreno se está desprendiendo y un traspié puede acabar con nuestros dientes y tener algo más que un susto.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Inicio de la vereda

Cosas a tener en cuenta en Juan Centellas

Te encontrarás algunas partes en las que tengas que medio escalar,  porque es un sitio muy escarpado. Luego observarás una especie de llano, con mucha gravilla y continúa el peligro. Si miras a mano derecha verás una especie de gran base rodeada de mar donde hay muchos pescadores (no me extraña que alguno la palmara aquí).

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Miren a la izquierda, miren a la derecha…

Una auténtica temeridad porque el mar es del norte y no deja de entrañar cierto riesgo. Si miras hacia la izquierda te verás la construcción rocosa que hace famoso este rincón. Son piedras muy erosionadas que se mantienen en pie sobre la montaña. También verás el famoso arco que hizo que los productores de Furia de Titanes escogieran este rincón como localización para la  primera escena de la peli.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Zona previa al arco de Punta Centellas

La foto famosa

Desde arriba lograrás una foto espectacular de ese arco pero si quieres descender a los charcos, que se encuentran abajo, tendrás que brincar un poco más. Lleva calzado cómodo porque hay mucha arenilla y el terreno resbala. En cuanto al vestuario, nada especial.  Yo fui en vaqueros.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Furia de “Titana”

El camino se hace, ida y vuelta, en tan solo una hora. Si lo que quieres es darte un baño en alguno de los charcos naturales que se encuentran abajo, ponle un par de horas más al reloj.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Charcos, al menos tres distintos

Tienes varias opciones en cuanto al baño pero no dejes de fijarte en la entrada de agua porque en tan solo uno de ellos me pareció que el mar estuviera fresco y limpio. Cuidado.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Zona de piedras

Al llegar abajo hay una zona con mucha piedra, no es callao negro, pero está al abrigo del viento. Tendrás que pasar por ella para acceder a los charcos.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

Otro charco

Detalles

El oleaje en esta zona es muy traicionero. En uno de los charquitos, si te fijas, encontrarás lo que llaman La Nevera, que es una pequeña cuevita por donde entra y sale el agua. ¡Ojo! porque desconozco si la corriente arrastra si entras en esa especie de embudo. ¿Escarpines?, por supuesto.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

En algunos sitios tendrán que escalar

Si quieren desconectar de las playas bulliciosas, si quieren recorrer localizaciones de cine, o simplemente desean dar un paseo corto por un sitio poco transitado del norte de Tenerife, esta puede ser una buena alternativa. 

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

La Nevera, agua fría y corriente intensa

No me extraña que hayan utilizado este rincón para una peli épica. Las formas de las rocas son muy caprichosas, desafiantes. Pobre del que se caiga: pierde la piel de las manos fijo. El terreno es escarpado y el oleaje bravo como el demonio.  Me apuesto que en breve veremos las instantáneas de algún que otro aventajado fotógrafo como Luis San Juan Rojas (que ya me está pidiendo las indicaciones y la dirección-jejejeje-). Un paisaje de cine. Algún día de este verano me iré allí a soñar un rato.

PUNTA DE JUAN CENTELLAS

 

“…el mar es del norte y no deja de entrañar cierto riesgo…”

Tags:
Artículo siguiente
Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar